DIVE Medical

Ningún niño con discapacidad visual sin diagnosticar en el mundo

TrackAI surge como una colaboración entre DIVE-Medical y Huawei para ayudar en el diagnóstico de patologías visuales aprovechando la inteligencia artificial.

Detección de patologías

Incorporando la IA al DIVE, no sólo podemos medir la función visual, sino también estimar la probabilidad de que el paciente tenga una determinada patología.

Una colaboración mundial

Oftalmólogos de 5 países diferentes en 3 continentes recogen datos de miles de niños.

Análisis de patrones de mirada

Encontramos patrones de mirada en la forma en que los niños miran los estímulos visuales, y los relacionamos con el desarrollo visual y con ciertos trastornos específicos.

Portátil y no invasivo

El resultado es una tecnología no invasiva y portátil que permite una detección rápida y fiable de las deficiencias visuales.

Nuestra meta

"Durante los últimos años, nos hemos comprometido a desarrollar una herramienta que evaluará la función visual de los niños pequeños y ayudará a identificar a los que tienen deficiencias visuales. Gracias a que Huawei apoya y potencia DIVE a través de la IA, ahora podemos trabajar para alcanzar este objetivo. Estamos implementando esta tecnología a nivel global y con un enfoque multiétnico, con el fin de identificar tipos específicos de discapacidad visual."
Victoria Pueyo
Oftalmóloga pediátrica. Cofundadora de DIVE-Medical

Hechos

Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, hay unos 19 millones de niños en el mundo que padecen deficiencias visuales. Con una intervención a tiempo, se pueden prevenir o tratar los problemas del 70-80% de ellos. En este contexto, el momento del diagnóstico y el tratamiento se convierte en la clave para decidir el futuro de estos niños. En la actualidad, la proporción de niños que padecen una enfermedad ocular y que reciben un tratamiento precoz sólo representa un tercio del total.

Situación actual

Actualmente, los oftalmólogos utilizan mecanismos básicos de examen analógico creados hace décadas. El médico se sienta frente al niño y le muestra diferentes estímulos, mientras observa la reacción del niño para estimar cómo funciona su visión. Este procedimiento de examen requiere oftalmólogos muy experimentados, e incluso en ese caso, proporciona resultados subjetivos con poca precisión y baja repetibilidad.

DIVE

Hemos desarrollado un nuevo dispositivo médico llamado DIVE (siglas en inglés de Dispositivo para un Examen Visual Integral), que proporciona una exploración automática, rápida y precisa de la función visual, incluso para pacientes no colaboradores, como niños pequeños y bebés. DIVE utiliza una pantalla de alta resolución para mostrar diferentes estímulos, eliminando así el elemento de interferencia humana y emitiendo una estimulación visual más precisa. Además, DIVE realiza un seguimiento de los movimientos oculares, examinando automáticamente los ojos de los niños con mayor precisión que la observación visual de un médico.

Huawei

El análisis de los datos de la mirada es un problema difícil. Partiendo de la plataforma DIVE y su software de análisis de la mirada, ahora estamos desarrollando un nuevo módulo de inteligencia artificial, gracias a la plataforma HiAI de Huawei. En este proyecto, estamos incorporando un smartphone Huawei P30 a nuestro dispositivo DIVE. El P30 y el DIVE se conectarán por bluetooth, y el médico utilizará el P30 para gestionar la recogida de datos de la mirada. Los datos recogidos se utilizarán para ejecutar un algoritmo de inteligencia artificial en tiempo real con el fin de estimar la probabilidad de que el paciente tenga una determinada patología.

Inteligencia artificial

Dado que la IA está en constante aprendizaje y optimización, el crecimiento de su base de datos hará que el aprendizaje automático sea cada vez más preciso, hasta el punto de que podrá tener en cuenta diferentes razas y entornos culturales. En la actualidad, cuatro instituciones médicas de España, Vietnam, México y China han iniciado la fase de recogida de datos sobre la mirada necesaria para entrenar el algoritmo de IA.

Valor

Track AI no sustituye al diagnóstico médico profesional, sino que pretende desarrollar un dispositivo de detección y asistencia al médico. Ayudará a los no profesionales a detectar precozmente los problemas visuales de los niños para que puedan ser remitidos a un oftalmólogo, y permitirá a los facultativos realizar un diagnóstico más oportuno y tomar mejores decisiones sobre el tratamiento. Además, la gran portabilidad del sistema Track AI aumenta la gama de escenarios de uso, beneficiando a más niños, sobre todo en los países en desarrollo.

Tecnología validada con más de 4.000 pacientes en 5 países

Agradecimiento especial a los siguientes centros de investigación

Orgullosos de contar con el apoyo de

Premios