DIVE-Medical Explorador visual automático para pacientes no colaboradores

Exploración automática, rápida y precisa de la función visual,
incluso en pacientes no colaboradores

¿Qué es
DIVE-Medical?

DIVE es un dispositivo médico digital que proporciona una exploración rápida y precisa de la función visual en pacientes no colaboradores. Está especialmente diseñado para ayudar a oftalmólogos infantiles y pediatras a explorar la visión en niños, incluyendo bebés desde los seis meses de edad y niños con problemas de desarrollo. A través de la tecnología de eye tracking, proporciona una exploración visual precisa, objetiva y rápida para facilitar el diagnóstico temprano y posterior tratamiento. 

DIVE para oftalmólogos

Realiza una exploración visual precisa que permite obtener diagnósticos tempranos y facilita el seguimiento de los pacientes. Incluye test de fijación, seguimiento, agudeza visual, sensibilidad al contraste y percepción del color.

DIVE para pediatras

Ejecuta test de fijación, seguimiento y agudeza visual automáticamente para realizar un cribado rápido del sistema visual del paciente.


Blog posts recientes


¿Cómo ve un semáforo un daltónico?

Hay 656 millones de personas en el mundo que tienen problemas de visión del color. ¿Cómo ven aquellas personas que tienen daltonismo? ¿Cómo funciona la visión del color? ¿Alguna vez te has preguntado cómo puede ser que vean bien un semáforo?

¿Qué es la sensibilidad al contraste?

La sensibilidad al contraste nos indica si somos capaces de distinguir formas con una luminosidad parecida a la del fondo donde se encuentran, y puede verse afectada por diferentes problemas de vista en mayor medida que la agudeza visual. Por lo tanto, es conveniente examinar la sensibilidad al contraste para conocer de manera más precisa cómo es la visión de una persona.

El reto de la detección de problemas visuales en niños pequeños

Los mecanismos actuales de exploración de la visión no permiten la evaluación precisa y objetiva de pacientes no colaboradores, como niños o bebés. Esto dificulta la obtención de un diagnóstico temprano, dando lugar a graves consecuencias en el desarrollo general de los niños con problemas visuales.