¿Cómo ve un semáforo un daltónico?

Los defectos en la visión del color o discromatopsia afectan a un porcentaje significativo de la población mundial. Aproximadamente 1 de cada 13 hombres y 1 de cada 230 mujeres padecen alteración en la percepción del color de diferente grado. Esto supone que el 8% de los hombres y el 0,5% de las mujeres del mundo no perciben los colores de forma correcta, sumando un total de 656 millones de discromatópsicos, mal categorizados popularmente como daltónicos.

¿Cómo funciona la visión del color?

El sistema ocular, a través de la córnea, el cristalino y los medios internos,  proyecta una imagen sobre la retina. Esta actúa como un sensor que detecta la luz y transmite un impulso nervioso al cerebro, donde se procesa la imagen y se genera la visión.

En la retina existen tres receptores de color llamados conos. Existen los conos conocidos coloquialmente como “rojos”, “verdes” y “azules”, cuyo nombre es atribuido en función del rango del espectro cromático, es decir, de los tonos de la luz para los que son sensibles. Los conos rojos corresponden a longitudes de onda larga, los verdes a onda media, y los azules a onda corta. Por tanto, si tenemos un defecto o ausencia de los conos rojos, tendremos un tipo concreto de defecto de visión del color distinto a si se presenta en nuestros conos verdes.

¿Cuántos tipos de discromatopsia existen?

Puesto que existen tres tipos distintos de conos (rojos, verdes y azules), los defectos se clasifican en función del conjunto de conos alterados. Por consiguiente, las discromatopsias pueden ser: deután (alterados los conos “verdes”), protán (alterados los conos “rojos”) o tritán (alterados los conos “azules”). Del mismo modo, la visión del color puede ser deficiente por dos razones: que los conos no funcionen de forma correcta o que directamente no existan. Por tanto, el defecto de visión del color se clasificará en: -anomalía si no funcionan eficientemente o –anopia cuando no estos existan. En resumen, existen los siguientes defectos de visión del color:

  • Protanomalía o protanopia.
  • Deuteranomalía o deuteranopia.
  • Tritanomalía o tritanopia.

¿Qué es exactamente ser daltónico?

Los discromatópsicos son incorrectamente denominados daltónicos en honor a John Dalton, archiconocido químico cuya visión del color era deficiente. Siendo precisos, daltónicos serian todos aquellos sujetos que padezcan el mismo defecto que John Dalton, es decir, deuteranopia o ausencia de conos de onda media, “verdes”.

¿Cómo ve un semáforo un discromatópsico?

¿Cómo ve un discromatópsico los colores de un semáforo?

Todo aquel que tiene un conocido discromatópsico le ha preguntado alguna vez cómo ve los semáforos. La respuesta del discromatópsico es clara “lo veo normal: verde, rojo y amarillo”. ¿Cómo puede ser si no ve bien los colores?

La discromatopsia afecta a una región del espacio cromático, es decir, la dificultad para distinguir colores se presenta entre tonos de color similares. Por lo tanto, un discromatópsico jamás tendrá dificultades para distinguir la luz roja de la verde, pero sí tendrá dificultad para encontrar una pintura de color pardo entre tonalidades marrones-verdosas, para distinguir los tonos de unos árboles de otros en un bosque, o para interpretar escalas clasificadas por tonos de color similares. Los problemas de visión del color, por tanto, residen en la capacidad de interpretar como diferentes colores “parecidos o cercanos” en el espectro cromático, no en diferenciar colores extremos como amarillo, rojo, verde o azul.

¿Es posible no ver ningún color?

Efectivamente, existen personas que padecen acromatopsia, que se define como la ceguera total a los colores. Ninguno de los tres conos existentes en la retina realiza su actividad de forma correcta y la persona es incapaz de observar colores. Es en estos casos de alteración de visión del color severa donde se presentarán enormes dificultades, resultando casi imposible diferenciar las luces del semáforo.